Una de las causas más comunes por las que alguien debe dejar de practicar el deporte su preferencia de manera temporal o permanente, es por la existencia de alguna lesión que se hizo durante la práctica de la misma.


Para que esto no te pase a ti te aconsejamos poner atención en la forma en que juegas, así como seguir estos útiles consejos para evitar lesiones deportivas:


NO OLVIDES EL CALENTAMIENTO Y ENFRIAMIENTO

Es posible que no des importancia a estos dos momentos del ejercicio, pero preparar tu cuerpo para el deporte y ayudarlo a relajarse tras realizarlo, es de suma importancia para que los músculos se adapten a la actividad y con ello se eviten desgarramientos, esguinces y mucho más.


UTILIZA EL EQUIPO ADECUADO

¿Practicas futbol? No olvides las espinilleras. ¿Juegas americano? Ponte el casco. Aplica lo mismo para todos los deportes. Recuerda que el equipo de protección se hizo tras el análisis de las zonas del cuerpo que corren mayor riesgo de lesión en el juego, por lo que no usarlo es, simplemente, ponerse en un riesgo innecesario.


NO IGNORES LO QUE TE DICE TU CUERPO

La mejor manera de evitar lesiones deportivas es escuchar con atención lo que te dice tu cuerpo. Si te sientes muy agotado, con tensión muscular o cualquier otro facto físico que te haga más susceptible de una lesión, lo mejor es darte un tiempo de recuperación.