Un equipo que tenía todo para ser campeón

El deporte muchas veces es injusto, porque jugadores con gran calidad en muchas ocasiones no consiguen ese anhelado trofeo por el que se hacen grandes sacrificios en una temporada, y esto precisamente es lo que pasó con la selección de Brasil en el Mundial de España 1982.

Esta selección tenía estrellas como Zico, Sócrates, Eder, Falcao, Cerezo, Junior , quienes hacían magia con el balón. Ver el futbol que desempeñaban con sus demás compañeros era una expresión de arte en la cancha y un placer ver cómo desbordaban al rival para concluir todo en espectaculares goles.

Desde que derrotaron a la extinta URSS hasta el súper partido en donde doblegaron a la Argentina del gran Diego Armando Maradona, parecía que ese Brasil dirigido por el técnico Tele Santana, tenía todo para llevarse la Copa del Mundo.

Desgraciadamente, el fútbol totalmente ofensivo descuido a la defensa, dejando que un rival poderoso como Italia, pudiera hacer daño y fue así como se dio la descalificación de Brasil en la segunda ronda, en un intenso juego en el estadio de Sarriá de Barcelona.

Hasta la fecha este ha sido considerado uno delos mejores partidos de todos los tiempos, tras la victoria de Italia a Brasil por tres goles a dos.

En los aficionados al fútbol, principalmente los cariocas, siempre quedó un sentimiento de frustración, porque sabían que esa selección era la mejor versión que se había tenido de Brasil, desde el mítico Pelé.

Les compartimos un video de la magia de esta selección: